Martes, Noviembre 29, 2011

Arañas

Las arañas suelen evocar dos imágenes las telarañas y las picaduras. Muchas veces se asocian las telarañas con casas abandonadas, descuidadas o embrujadas, así como con animales que provocan una picadura dolorosa o mortal. Al verlos la pregunta inmediata es: ¿sera venenosa?

Las arañas son abundantes (más de 1,000,000 individuos por acre en un campo de hierba) y se puede encontrarlas en casi cualquier lugar, desde el armario en el dormitorio hasta el nivel de 22,000 pies en la Montaña Everest. Hay alrededor de 2,500 especies distintas en Norte América. Unas viven en agujeros en el suelo mientras otras se pueden encontrar debajo de piedras o troncos. Las que prefieren áreas oscuras y sombreadas. Pueden vivir en sótanos o bodegas. Estas especias pueden establecerse en la casa.

La mayoría de arañas encontradas en la casa o en edificios son “invasores accidentales” que han entrado al vagar alrededor de las puertas, ventanas, u otras aberturas. Las casas que están en áreas arboladas o con cimientos naturalizados y con vegetación pueden ser más propensas a invasión frecuente porque los alrededores son ideales como hábitat de arañas.

La mayoría de especies no intentan a picar; muchas tienen los colmillos que no son capaces de agujerar la piel. Sin embargo, unas especies picarán, con resultados similares a un aguijón de una avispa o abeja. Hay el riesgo de que una persona pudiera tener una reacción alérgica al veneno de la araña. Aun que cerca del 1% de las arañas son venosas en diversos grados para el humano, y des afortunadamente estas no se encuentran en hábitats lejanos perdidos en la selva. Muchas de estas arañas gustan vivir en los mismos sitios donde vive el humano.

Lincks de Interés Aqui, (o en las arañas)

 

Escucha Descarga