Martes, Octubre 18, 2011

Perros enormes salvajes

El día de Hoy, Me detuve un poco, por que normalmente suelo publicar alguna información, referente a los casos o temas tocados en el programa.
Pero lamentablemente no encontré mucha información acerca de los casos, solo algunas lineas o información manipulada para que embone en otros casos.
Como son los casos de los ABC. (Alien Big Cats), así es, ataques de enormes felinos, reportes donde se observa una especie de pantera o tigre, que se desconoce su origen, pero se distinguen de otros seres;
1)por sus pisada,
2)La forma de ataque de desgarrar sus presas.
Elementos que identifican, que se trata de felinos, evidentemente en lugares donde no hay grandes felinos.
También se manipula para que parezca ataques del chupacabras, y asi hacer una historia mas extensa y con origenes mas antiguos.
De forma que algunos de los casos, que se mencionan tiene el detalle. Que las historias originales son de seres parecidos a enormes perros. Reconocidos de vista así como por el reconocimiento de pisadas, y al igual que los felinos, desgarran y se alimentan de sus presas de maneras distintas, que los identifican como cánidos.

Algunos de los casos tratados en el programa son;

El demonio de Limerick - Iralanda 1874
La bestia de Orël - Russia 1890
La bestia negra de Badminton - Inglaterra 1905.
El Vampiro de Wayomi Estados Unidos 1925.
Los perros salvajes de Francia en 1920.
Ataques del perro demonio en Bangladés 1966.
Ataque de un perro enorme en México - Zacatecas 1918
Nicaragua manadas de grandes perros en 1977

Otro texto de grandes perros “Malditos” El Cadejo (ser de leyendas Mesoamericanas)
Link al cuento del dia de Hoy el Miedo de Pablo Jose Tejedo

 

Escucha Descarga

 

Extracto del libro Guía completa de los seres misteriosos de John A. Keel.

En su obra, el experto cuenta que Charles Fort, el “ya fallecido y tan denigrado investigador del pasado que deliberadamente se pretende olvidar”, desenterró varios relatos de exterminadores de ovejas por succión de sangre en los archivos del Museo Británico de Londres, casos que plasmó en un texto titulado “Lo!”.

A partir de enero de 1874 algo se dedicó a matar hasta 30 ovejas por noche en Cavan, Irlanda, mediante incisiones en la garganta por donde extraía el torrente de sus víctimas. Si bien no comía carne, dejaba huellas largas, similares a las de perro, aunque mayores y más fuertes, evidencia que también apareció en Calama y no pasó desapercibida para la Policía de Investigaciones.

“La amenaza se extendió a otros pueblos y condados, furiosos hombres armados recorrieron la campiña disparando contra los perros solitarios”, relata el autor en la primera edición de su obra, la cual fue publicada tres años antes del ataque al ganado loíno.

Cuenta que en abril de 1874 la bestia merodeó Limerick, zona ubicada a 150 kilómetros de Cavan, donde varias personas fueron atacadas y mordidas. Un periódico de la época, el Weekly News, de Cavan, afirma en su edición del 17 de ese mes que varias víctimas ingresaron al manicomio con extraños síntomas de locura. Estos pobladores bien pudieron sufrir de rabia o hidrofobia, ya que Louis Pasteur encontró la cura a la enfermedad por inoculación 10 años después, en 1884.

El terror reapareció en 1905, cerca de Badminton, también en Inglaterra. Otra vez los canes pagaron con su vida la masacre de ovinos, sin embargo, la matanza continuó. Pese al esfuerzo de las brigadas de campesinos, el chupasangre eliminó 30 cabezas de ganado menor hasta diciembre cerca de Gravesend.

Un sargento de la policía de Gloucestershire comentó a un periodista del Daily Mail de Londres: “He visto dos animales muertos y puedo decir, definitivamente, que es imposible que sea obra de algún perro. Los perros no son vampiros y no chupan la sangre de las ovejas dejando la carne casi sin tocar”.

Explica que este tipo de criaturas aparecen por breve tiempo, son vistas por mucha gente, cometen todo tipo de desmanes y luego parten sin dejar rastro.

Al menos 50 ovejitas murieron en una sola noche a 25 kilómetros del castillo de Windsor, cerca de Guildford, en 1906, fenómeno que se repitió en octubre de 1925 en Edale, Derbyshire (Inglaterra), donde un enorme animal negro despedazó rebaños enteros sin succionar la sangre de sus víctimas, importante diferencia.

Pero fue a partir de 1974 cuando comenzaron a publicarse noticias sobre casos de animales muertos misteriosamente en diversos puntos del continente americano.
Aparecían animales a los que les faltaba algún órgano (oreja, lengua, nariz,etc..) cortado con aparente gran precisión. Además estos animales muertos tenían en común que se les había extraído toda la sangre, como si su cuerpo hubiese sido disecado.

Este extraño ser debe su identidad actual a Pedro Cabiya, granjero de Puerto Rico, que en el verano de 1994 lo bautizara como chupacabras debido a que estos animales eran encontrados muertos y literalmente desangrados.
A partir de entonces es cuando vecinos de los municipios del interior de Puerto Rico (Orocovis y Morovis), se fijaron en que los animales de las granjas eran atacados de una forma diferente a la normal de los depredadores: cabras, conejos, pollos, etc., empezaron a ser encontrados totalmente desangrados. El rumor se extendió por la isla rápidamente y junto a él, el terror.

El ufólogo Jorge Martín, expuso los hechos a través de Internet y se extendió por el resto del planeta, mientras en Puerto Rico se iban sumando los cadáveres.

Agregar comentario

Rellene el siguiente formulario para añadir sus propios comentarios

Datos de usuario





Agregar tu comentario