Peliculas Malditas

Peliculas Malditas.

 Películas que son grandes éxitos, Pero que durante su filmación se caracterizan por inusuales dosis de mala suerte o verdaderas fatalidades, las cuales parecen perseguir a actores, camarografos y técnicos. Aun después de varios años de haberse estrenado. Destrozando sus carreras, salud, prácticamente todo aspecto de su vida, incluso acabando con su vida misma.

El Cuervo

 

 

En la breve, pero extraordinaria vida de la estrella marcial Bruce Lee, una de sus películas quedó registrada como una temible profecía que iba a cumplirse años después de su muerte. El film en cuestión era El juego de la muerte,(1978), en donde, en un papel muy autobiográfico, Lee hace de un actor famoso que sufre la persecución de una organización mafiosa y, por lo tanto, decide fingir su muerte durante un accidente en el set de filmación. Fatalmente, Lee muere (realmente) antes de completar la película, en circunstancias que dieron lugar a numerosas teorías. Años más tarde, el director Robert Clouse decide terminar el film utilizando dos dobles de Bruce Lee, y algunas escenas de archivo. En 1994, Brandon Lee, hijo de Bruce, un actor y artista marcial en ascenso, filmando la película El Cuervo, es herido de muerte durante un accidente de filmación. El círculo termina de cerrarse. La muerte de ficción ideada por Bruce Lee, se vuelve real años más tarde en el cuerpo de su propio hijo y, otra vez, la historia se repite. La película es terminada sin su estrella, pero esta vez (acorde a la época), es retocada digitalmente.

 

 El Conquistador de Mongolia

la película protagonizada por John Wayne que aquí se llamó Genghis Khan, es otra de esas películas malditas poco conocidas, a pesar de que quizá es la que tenga asociado el mayor número de muertes. De entrada una inundación casi acaba con la vida de todo el equipo de rodaje, y no demasiado después la actriz principal Susan Hayward sufrió el ataque de una pantera negra. Pero eso son únicamente anécdotas comparado con lo que sucedió después. Nos encontramos en los años 50, en plena guerra fría, secretismo y tensión entre las superpotencias. Todo lo relacionado con la defensa era objeto del más estricto secreto, y la novedosa tecnología nuclear aun más si cabe. Ni siquiera se habían desarrollado todavía los más básicos protocolos de seguridad frente accidentes. Este es el marco en el que se desarrolló el rodaje. Para el rodaje de los exteriores de la película, en lugar de viajar a Mongolia se optó por rodar en el desierto de Nevada, no demasiado lejos del lugar en el que el ejército americano había detonado más de una decena de bombas nucleares. Trece semanas de rodaje en exteriores que culminaron con la fase de rodaje en interiores. Escenas en las que se utilizaron aproximadamente 60 toneladas de tierra contaminada traída del desierto. Las consecuencias fueron terribles: 91 personas, casi la mitad del personal que intervino en el rodaje, contrajeron alguna forma de cáncer en los meses y años posteriores, 46 de ellos murieron. Entre los fallecidos encontramos al propio John Wayne, a Susan Hayward, o Pedro Armendariz.

Superman

 
En la década de los 50, George Reeves que interpretó al superhéroe en TV, apareció muerto de un disparo en la cabeza. El Supermán moderno, Christopher Reeve, permaneció cerca de diez años tetrapléjico por una caída montando a caballo, para morir el 10 de octubre de 2004 por un fallo cardíaco; dos años después fallece su abnegada esposa Dana Reeve de cáncer al pulmón. Margot Kidder, que interpretó a Lois Lane, sufrió graves desórdenes psicológicos, que provocaron incluso su internamiento en un sanatorio mental; Richard Pryor, que intervino en Supermán III es víctima de una esclerosis múltiple y muere el 10 de diciembre de 2005.
 
El Exorcista,1973


Ellen Burstyn , la actriz que interpretó a la madre de Regan, la niña poseída, le aclaró al director que aceptaría el papel si retiraban una frase del guión que ella debía decir. La oración era: ‘’Creo en el diablo!”.
El temor de Burstyn, de alguna manera, presagiaba la sensación de algunos miembros del elenco y cuerpo técnico sobre el film.
No se puede jugar con el diablo, sin sufrir algún tipo de consecuencias. O si?...

La muerte de nueve personas relacionas con la película durante el año que duró la filmación, parecen demostrar que los resquemores de Burstyn no eran infundados.
Mas allá de la histeria colectiva que provocó en algunos espectadores demasiado sensibles, la maldición alrededor de El Exorcista se hizo pública durante el rodaje, y aún hoy se habla sobre los extraños hechos que tuvieron lugar, como el misterioso incendio de un decorado.

Es muy fácil tratar de interpretar estos hechos como parte de una maniobra publicitaria, pero no es nada común que se produzcan tantas muertes durante una filmación. Entre ellos los actores Jack McGowran y Vasiliki Maliaron, fueron algunos que no llegaron al día del estreno.
 
Saga de Poltergeist (Juegos Diabolicos), 1982,1986 y 1988

 
Esta trilogía de fenómenos paranormales, repletas de efectos especiales, se llevó -entre otros- la vida de dos de sus actrices principales, las cuales descansan, una cerca de la otra, en el cementerio de Westwood (Los Ángeles).

En el primero (y también el mejor) de los films, la actriz Dominique Dunne interpreta a la hija mayor del matrimonio que, junto a su hermano, son acosados por una horda de entes que se comunican a través del televisor.

Luego del éxito de la película, Dunne trabajó en varios proyectos, con una perspectiva laboral brillante. Pero todo quedó en la nada, la noche que su ex novio, quien la maltrataba físicamente, se presentó en su casa y luego de un arranque de ira, la arrastró hasta la calle y la estranguló.
Dunne, con muerte cerebral, permaneció cinco días en el hospital hasta que se decidió su desconexión.

La saga continuó con su secuela en 1986, y con ella, la muerte del actor Julian Beck de cáncer de estómago, que no llegó a filmar una sola escena.

Llegado a este punto y sabiendo que varios de los esqueletos utilizados en algunas escenas eran reales, el equipo de filmación solicitó un exorcismo del set, el cual fue realizado.

Para la tercera parte, rodada en un gigantesco edificio, las calamidades continuaron.
Primeramente, la actriz Zelda Rubinstein (la médium), tuvo que abandonar de un día para el otro el set debido a la muerte de su madre.
En segundo término -y quizás la peor parte de esta historia- es el fallecimiento de la niña Heather Orourke que, al parecer, fue mal diagnosticada y luego internada de urgencia, donde murió en la mesa de operaciones. Por este motivo, la película fue terminada con una doble.

De manera desprolija, el guión fue remendado hasta llegar al estreno.
LA PROFECÍA (The Omen.)
El hecho más significativo de la película fue que John Richardson, encargado de los efectos especiales, tuvo un accidente de coche un viernes 13 (poco después del rodaje de la película) en el que murió su acompañante. Lo más curioso es que el accidente tuvo lugar en el kilómetro 66’6. Son muchas las casualidades terribles en torno a esta película. Gregory Peck (Robert Thorn), viajaba en un vuelo directo a Los Angeles cuando su avión fue alcanzado por un rayo. Un día todo el equipo se reunió dirigía todos hacia la estación de metro de Green Park, cuando estalló debido a un atentado del IRA. Gran parte del equipo falleció después en un avión.
La Semilla del Diablo  - Rosemary’s Baby
 
Es otro título clásico en el grupo de películas malditas. Hay todo un rosario de muertes rodeando a este film. El compositor murió un año después del rodaje de un coágulo en el cerebro, de forma similar a la muerte de uno de los personajes de la película. El productor tuvo graves problemas en el riñón tras el rodaje y acabó convencido de que la película estaba maldita. Pero quizá la parte más terrible de la historia la sufrió Roman Polanski, el director. Sharon Tate, su esposa embarazada de 8 meses fue asesinada junto a otras cuatro personas en su propia casa por Charles Manson y su secta satánica. Como curiosa y desafortunada coincidencia encontramos también que John Lennon fue asesinado delante de su hotel el Dakota, lugar donde fueron filmadas algunas escenas de la película.