La dermovisión

 La dermovisión

La dermovisión es un fenómeno de clarividencia poco común pero muy interesante.

El fenómeno de la dermovisión corresponde a la cualidad que tiene un individuo a la hora de "ver" a través de su piel y no con sus ojos. La dermovisión, en la mayoría de los casos, suele poseerse en las puntas de los dedos aunque en muchas ocasiones se han dado casos de individuos que pueden ver con la piel de otras zonas del cuerpo. Uno de los primeros casos registrados fue el citado por Martins Oliveira en su libro, La Magia del Hipnotismo. En el que una niña llamada Giselle Court, invidente debido a un trastorno nervioso llegó, con la practica, ha distinguir incluso los colores…

El famoso criminólogo italiano Cesare Lombroso trató a finales del siglo XIX un caso de histeria provocado por una joven paciente que decía poder ver por los oídos. En el experimento, poco documentado, la joven leía frases impresas en un papel colocado al lado de sus orejas.

En 1920, el escritor galo, Jules Romains se interesó por la posibilidad de que el cuerpo humano, efectivamente, pudiera captar imágenes con otro órgano que no fueran los ojos. Basó sus estudios y argumentaciones en el hecho de que los sonámbulos podían desarrollar complicadas accionesdormidos con los ojos cerrados. Lo que descubrió el francés fue denominado visión paraóptica.

 

El caso Kuleshova

El caso más famoso de visión paraóptica es el de la rusa Rosa Kuleshova, una mujer casi ciega que podía ver con sus dedos. Los médicos que la trataron demostraron total escepticismo hasta que, tras diversas pruebas, la mujer demostró que lo que decía era cierto.

 


En los años 70 Kuleshova realizó numerosas demostraciones de lo que ella denominaba su "don" ante multitud de científicos soviéticos. Éstos la sometieron a todo tipo de pruebas para intentar descubrir el origen de esa rara habilidad. Pensaban que quizás tenía las puntas de los dedos hipersensibles, puesto que podía leer papel impreso como si se tratara de escritura Braille. Lo más insólito era que podía captar también los colores sólo con tocar una superficie.

El hecho de que Kuleshova fuera una persona mentalmente desequilibrada no contribuyó demasiado a que el caso fuera tomado más en serio por la comunidad científica rusa e internacional. Kuleshova padecía ataques de carácter epiléptico, lo que también es muy corriente en personas extrasensibles o con poderes chamánicos, todo hay que decirlo.

Lo que es indiscutible es que el abultado dossier sobre el caso Kuleshova presentaba datos muy concluyentes. Por más pruebas y trampas que le hicieron a la mujer nacida en los Urales, jamás pudieron demostrar que mentía o que se equivocaba en lo que veía.

Además, como suele pasar en estos casos, el conocimiento público de las habilidades de dermovisión de Kuleshova provocó el descubrimiento de muchos casos más que hasta la fecha los sujetos guardaban en silencio con temor a ser llamados locos por sus allegados.

Rindiéndose ante la evidencia, los científicos soviéticos no pudieron hacer otra cosa que acuñar un nuevo término para un fenómeno que existía contra toda lógica. La habilidad de Kuleshova fue bautizada como biointroscopia, otro nombre para lo que todos siguen llamando dermovisión.

La explicación a la autoescopia, biointroscopia, visión paraóptica o dermovisión

Es que se trata de un fenómeno de clarividencia que se manifiesta a través de la piel, actuando ésta como catalizador de los poderes o habilidades de percepción extrasensorial que posee el sujeto.
Se trata por lo general, de personas con alguna habilidad más allá de las habituales del ser humano. Como decíamos, lo más normal es que se posea esta cualidad en las puntas de los dedos. En la actualidad se siguen investigando casos sobre esta particular habilidad extrasensorial.


¿La Dermovisión cómo funciona?

"ES EL CEREBRO EL QUE VE CUANDO INTERPRETA LAS SENALES NERVIOSAS QUE ENVIAN LOS OJOS, PODEMOS APRENDER A ENVIAR ESAS SEÑALES CON LAS TERMINACIONES NERVIOSAS DE LA PIEL"
Todo nuestro cuerpo esta lleno de terminaciones nerviosas, solo tenemos que aprender a usarlas para percibir mas allá de lo que estamos acostumbrados, cada color tiene diferente vibración que nuestra mente interpreta como si usáramos los ojos, es solo algo del enorme potencial que tenemos, y de lo que somos capaces de hacer todos los seres humanos con nuestro poder mental.