Hominidos imposibles

 
Hominidos imposibles
 
En este tema colocare información de algunos hominidos imposibles, pero solo las historias mas breves, de algunos colocare un tema muy independiente. Espero que disfruten del tema

 


El hombre de cobre
El 17 de diciembre 1891 , se publico en la prestigiosa revista Nature el descubrimiento de los restos de un gigante de 14 pies enterrados en el centro de Ohio. Se encontraron los brazos, la mandíbula parte del pecho, vertebras que corresponderían a las que se encuentran a la altura estómago. Todo el tronco con parte de los antebrazos, presentaban evidencia de que estaban vestidos con cobre. Ademas tenia adornos, unas Astas de madera, también cubierta de cobre, las cuales estaban colocadas a ambos lados de la cabeza. Su boca estaba llena de grandes perlas, y un collar de perlas-tachonada con dientes de oso colgado alrededor de su cuello. ¿Quién era este hombre, o en que la raza de gente a la que pertenecía, se desconoce.

El gigante de Mica
En 1879, fue encontrado un sitio funerario en Brewersville-Indiana. El cual tenia un esqueleto gigante, de acuerdo con la publicación de noviembre de 1975 del diario “The Indianapolis News”. Éste media 9 pies con 8 pulgadas de altura!.
Llevaba un collar de piedra mica, (de ahí el nombre) y una efigie humana arcilla cruda, la cual se encontró de pie a sus pies.
El esqueleto gigante fue examinado por científicos de Indiana y Nueva York, y se mantuvo en la posesión del Sr. Robinson, propietario de la tierra en la que el esqueleto estaba. Por desgracia, los huesos extraños huesos se perdieron por una inundación en 1937.

Coneheads - Cabezas de cono
El investigador Robert Connolly, en el año de 1975 Fotografió un extraño craneo alargado,en forma de cono. EL cual fue encontrado en América del Sur y se estima tiene una edad de miles de años.
Aparte de sus anomalías evidentes, también posee características que hace imposible catalogarlo, ya que parece una combinación del cráneo de Neanderthal y Homo-sapiens.
Lo que es imposible en sí mismo, de acuerdo a los textos de antropología, ya que los neandertales no existía en América del Sur. Algunos creen que la inusual forma de los cráneos podría ser el resultado de una práctica primitiva que se conoce como “deformación craneal” en el que la cabeza de una persona está fuertemente atada con correas de tela o de piel. Durante el tiempo de crecimiento, para forzar que el desarrollo del cráneo sea de esta manera. (practica común en los Mayas).
Sin embargo es tal la deformación que, que resulta poco creíble. Y como se han encontrado mas de un cráneo resulta casi imposible que se trata de una malformación

Los restos de Coshocton
Un cementerio de pigmeos fue descubierto en 1837, cerca de Coshocton (Ohio). Los esqueletos tenían de 90 a 137 centímetros de largo y parecían haber sido enterrados en ataúdes de madera. No se encontraron objetos que permitiesen datar la edad de esos pigmeos, pero la madera de los ataudes hacia suponer que no tenían mas de 200 años de antigüedad.
también el número de tumbas hizo suponer que “vivíanen una ciudad considerable”. (The Gentleman’s Magazine, agosto de 1837, pág. 182)

Don Pedro
Apareció sentado con las piernas cruzadas en una saliente de una pequeña cueva de una montaña de granito. Tenía las manos cruzadas sobre el regazo en la actitud intemporal de un Buda. Parecía de mediana edad. Su piel era oscura y arrugada, la nariz aplastada, la frente baja, la boca grande y de labios finos. Y medía 35 centímetros de estatura.
La momia fue descubierta en 1932 por buscadores de oro que volaban las paredes de una quebrada en los montes Pedro, a 96 kilómetros al sudoeste de Casper, en Wyoming. Tras estudiarla, los científicos aventuraron la teoría de que se trataba de un pigmeo momificado, posiblemente el antepasado de los indios norteamericanos. Su enterramiento había tenido un carácter ceremonial.

Fue exhibida en casetas de feria durante varios años, la”Momia de los montes Pedro” fue comprada más tarde por Ivan T. Goodman, hombre de negocios de Casper, y llevada a Nueva York. Tras el examen radiológico de los restos por el doctor Harry Shapiro, del American Museum of Natural History, y la certificación de autenticidad del Departamento de Antropología de la Universidad de Harvard, algunos pensaron que pertenecía a una persona de 65 años. Tal suposición despertó un gran interés, por las leyendas de los indios shoshones y cuervos de Wyoming que hablaban de un pueblo de enanos de sólo pocos centímetros de estatura.
Tras la muerte de Goodman en 1950, la momia pasó a manos de Leonard Wadler y desapareció, pero el interés por ella continuó en toda la nación. En 1979 las fotos de las radiografías de Shapiro le fueron entregadas al doctor George Gill, profesor de antropología de la Universidad de Wyoming, quien opinó que el pequeño cuerpo marchito pertenecía a un niño o a un feto, posiblemente de una tribu desconocida de indios prehistóricos. Creía que el niño padeció anencefalia, una anormalidad congénita que explicaría las proporciones adultas de su esqueleto. Los descubrimientos de restos momificados no son raros en Wyoming, dado su clima árido. Como señaló el doctor Gill, los indios pudieron haber encontrado otras momias de niños con enfermedades semejantes y haber pensado que eran restos de enanos adultos, lo que a su vez
tendería a reforzar la leyenda.
Pero Pedro, como suele llamarse a la momia, sigue siendo una curiosidad científica. “Sólo poseemos fragmentos de información que estamos deseando completar”, dice el doctor Gill, quien, al igual que otros antropólogos, espera todavía localizar la momia perdida para seguir estudiándola.
(Casper Star-Tribune, 22 y 24 de julio de 1979;Casper Tribune Herald,22 de octubre de 1932; C.J. Cazeau y Stuart D. Scott,
Exploring the Unknown, pág. 222)

Los Gigantes Pelirrojos
(Utah). El descubrimiento fue hecho por un grupo de coleccionistas de minerales que vieron dientes y fragmentos de hueso en la superficie de la meseta. No tardaron en encontrar una zona de arena descolorida, indicio de que allí se había descompuesto material orgánico. Empezaron a raspar y pronto descubrieron lasuperficie de un gran hueso. El jefe del grupo, Lin Ot-tinger, decidió entonces suspender los trabajos, al darse cuenta de que el hallazgo podía merecer la intervención de profesionales. A su regreso a la Universidad de Salt Lake City, en Utah, Ottinger consiguióla ayuda del profesor de antropología J.P. Marwitt, y una semana después regresaron al lugar con un fotógrafo, un periodista y algunos observadores interesados. La excavación del profesor Marwitt, registra-da en películas y fotos, puso al descubierto las mita-des inferiores de dos esqueletos humanos.En opinión de Marwitt, la formación en la que yacían los esqueletos tenía al menos 100 millones de años.
Los huesos no estaban ni mezclados ni rotos, indicio de que no habían sido llevados allí por las crecidas de los ríos y que los seres a los que pertenecían habían muerto donde fueron encontrados. Para confundir más las cosas, esos huesos, aparentemente de hacía 100 millones de años, tenían un aspecto relativamente moderno. Eran huesos de hombre, no de un antropoide lejanamente emparentado y capaz de arrastrarse sobre dos pies (que también hubiese estado allí totalmente fuera de lugar).
Terminada la excavación, los esqueletos fueron empacados y enviados a la Universidad de Utah para estudios de laboratorio y datación.En este punto el misterio toma otro sesgo. Según Ottinger, Marwitt dejó de interesarse por los huesos.Si se hicieron pruebas de datación, nadie supo los resultados, y Marwitt no tardó en dejar la Universidad para ocupar un puesto en uno de los estados del este.
Un año más tarde, Ottinger recuperó los huesos, todavía sin estudiar, y dejó dormir el asunto. (Jim Brandon, Weird America, pág. 221)


Cráneos Humanoides con cuernos
Sayre es una ciudad en el Condado de Bradford, Pennsylvania, 59 millas al noroeste de Scranton. El año exacto no está claro, pero durante la década de 1880 un gran túmulo fue descubierto en Sayre. Se informó que un grupo de estadounidenses descubrieron varios cráneos y huesos humanos extraños. Los esqueletos pertenecían a hombres anatómicamente normales con la excepción de unas protuberancias óseas localizadas a dos pulgadas por encima de las cejas. Al parecer, los cráneos tenían cuernos. Los huesos se han calificado de gigantes, ya que eran representativas de las personas de más de 2.50 metros de altura. Los científicos estima que los cuerpos habían sido enterrados alrededor del año 1200. El descubrimiento arqueológico fue hecho por un grupo de acreditados de anticuarios, entre ellos el Dr. GP Donehoo,dignatario de la Iglesia Presbiteriana del estado de Pennsylvania ; AB Skinner, del Museo Investigador Americano, y WKMorehead, de la Academia Phillips, Andover, Massachusetts.

No era la primera vez que los cráneos con cuernos gigantes se habian descubierto en América del Norte. Durante el siglo 19, cráneos similares fueron descubiertos cerca de Wellsville, Nueva York y en un pueblo cerca de una mina en El Paso, Texas.

Fuentes:
El libro !Inverosimil! - Fenomenos Inexplicables │Selecciones de Reader’s Digest
paranormal.about.com
stevequayle.com
archivo.elnuevodiario.com.ni