El Chupacabras

El Chupacabras



En 1974 comenzaron a circular informaciones de animales muertos en extrañas circunstancias en varias ciudades de Estados Unidos, aunque podrían ser otras las causas de aquellas misteriosas muertes.

Dibujos representativos del chupacabras.

 

Los chupacabras aparecieron de forma clara por primera vez en escena, en el verano de 1975, varios animales de Puerto Rico fueron encontrados muertos. Los cuerpos tenían extrañas marcas en el cuello. Entonces se decía que la causa de estos ataques era un monstruo al que llamaban "El vampiro de Moca".
Los ataques se intensificaron en los años 90 su apetito parecía crecer. En algunos casos, los granjeros divulgaron que centenares de sus animales fueron sacrificados de forma inexplicable.
Los animales no mostraban signos de haber sido devorados por un depredador, sino que fueron horriblemente mutilados, sin rastro de sangre, de ahí el nombre "chupacabras".
En 1991, un perro apareció muerto, un informe policial decía:"Era como si hubiese sido aspirado desde la yugular". "Los orificios de los ojos estaban vacíos y no quedaba rastro de ningún órgano interno."



Estos extraños ataques parecían acontecer siempre en Puerto Rico, pero a finales de los años 90 y en el 2000, empezaron a llegar noticias de casos en otras islas del Caribe, en México, América Central, Chile e incluso en los Estados Unidos meridionales en la Florida, Arizona y Texas.
Entre abril y junio del 2000, en Chile, fue divulgada una sorprendente noticia. Las autoridades habían capturado al misterioso animal. Pero representantes del gobierno de los Estados Unidos podrían haber confiscado y mantenido este hecho, en un simple rumor. Durante la ola de casos, las descripciones de los testigos coincidían en gran parte:

Pelo largo y grueso de color gris oscuro, podía levantarse y caminar con dos patas, alcanzando poco más de un metro de alto. Varios informes decían que sus ojos tenían cualidades camaleónicas, podía hacerlos cambiar de color dependiendo de la situación en la que se encontrasen, de púrpura a marrón o a negros, incluso amarillos o brillo intenso anaranjado o rojos.
Sus antebrazos eran cortos, colmillos agudos y unas enormes garras. Sus patas traseras poseían gran fuerza permitiéndoles así saltar a gran distancia, amortiguarse y saltar de nuevo como un canguro. Según un testigo podía realizar saltos de metro y medio. Otros testigos aseguraban que tenía una especie de cresta y alas.
La imagen se difundió pronto en Internet, y los medios de comunicación no tardaron en darle nombre al "fenómeno", que pronto ganó fama en todo el mundo. Eso si, de las explicaciones se encargaría la imaginación popular.

Con cada nueva aparición del Chupacabras, se tejieron nuevas especulaciones e hipótesis.
Algunos piensan que se trata de un animal prehistórico que ha vivido hasta nuestros días, otros que se trata de una mutación genética. Y como siempre no falta la teoría de los que piensan que son extraterrestres o criaturas enviadas por éstos.
Pero lo que si es cierto, son las miles de muertes de animales de granja. Animales sin ojos, sin sus órganos internos, sin una gota de sangre en sus cuerpos.
Todos ellos presentan una misteriosa mordedura en el cuello, como la de un vampiro pero con solo un orificio, desde aquí se succiona la sangre de todo el cuerpo.

 

 

El Chupacabras llega a México

Representacion Clasica del chupacabras en MexicoEl 1 de mayo de 1996 un reportaje en un programa de noticias de la televisión mexicana alertaba a la población sobre el creciente número de mutilaciones animales en las regiones de Jalisco, Sinaloa y Veracruz, especialmente esta última en las poblaciones de Las Trancas, Tlaliscoyan y Nachital, cuya economía gira en torno al ganado caprino.

Sin embargo la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Veracruz no realizó ninguna investigación argumentando que se habían enterado a través de los medios de comunicación. La opinión de los expertos fue que se trataban de ataques de coyotes o murciélagos.

Las primeras especulaciones hablaban de una nueva especie de murciélago gigante de metro y medio de tamaño y un peso de unos 9 kg que podría haber inmigrado procedente de Sudamérica, algo así como los enjambres de abejas asesinas africanas.

José Burria, del Departamento de Agricultura Federal, atribuyó por su parte las muertes a algún coyote o felino, posiblemente exacerbado por la sequía en el norte del país. Claro que no supo indicar por qué no habían ocurrido nunca antes en situaciones semejantes. Mientras, las historias corrían gracias a una prensa siempre ansiosa de aumentar sus dividendos, destacando en esta labor los periódicos Sol de Sinaloa y Sol de Occidente.

El miedo se iba extendiendo y las economías locales percibían los efectos de la poca predisposición a salir de sus hogares, sobre todo de noche, por parte de lugareños de las pequeñas poblaciones del norte de México. Ellos argumentaban que un humanoide mujer-lobo aullaba y gemía en la oscuridad. Este hecho tiene, según se dice, un precedente en la inusual ola de mutilaciones animales que asoló la República Dominicana en 1978. Las noticias de que seres humanos habían sido atacados por el Chupacabras encendió mucho más los ánimos.

Teodora Reyes, vecina del villorrio Alfonso Genaro Calderón (sic), en el estado de Sinaloa, mostró por televisión unas extrañas "marcas de mordiscos", que en realidad parecían laceraciones o quemaduras, producidas por una garra del Chupacabras. Sin embargo ella no fue la única. Ángel Pulido, un granjero radicado en el estado de Jalisco, mostró pinchazos semejantes en su brazo derecho debidos, según señaló, a un gigantesco murciélago que se parecía a una bruja. Y el alud aumenta de volumen conforme progresa por la ladera descendente y aparecen nuevas "víctimas" con pinchazos en puntos diversos del cuerpo y de los que no poseían conciencia.

En el estado de Nayarit, la policia judicial, según se dice, abrió fuego contra un Chupacabras en plena fuga antes de saltar una cerca de 1,80 metros.

 

Supuestos restos de un chupacabras.

 

Fuentes:

es.wikipedia.org

escalofrio.com

tujefetevigila.com