Asesinato de Lucio Cabañas

Asesinato de Lucio Cabañas

2 Dic 1938

lucio_cabanas.jpglucio-cabanas-1.jpg


 

El Estado de Guerrero, México, que ocupa una extensión de 63794 kms²,  a nivel mundial es más conocido por el puerto de Acapulco. Sin embargo, es una de las entidades más marginadas del país. Mientras siguen existiendo caciquismos añejos, abusos, corrupción, crímenes, violaciones, miserias, insalubridad, una inequitativa distribución de la riqueza, atrasos, factores que a diario deben de combatir los campesinos y gente humilde habitantes de Guerrero. Ello explica el alto número de homicidios anuales, o bien, engrosar movimientos armados.

Lucio Cabañas Barrientos y Genaro Vázquez Rojas fueron líderes de 2 grupos armados que durante la década de los 70 combatieron en la Sierra de Guerrero. Ambos estudiaron en la Escuela Rural de Ayotzinapa y actuaron en los mismos escenarios: el sindicato de maestros, el Movimiento Revolucionario del Magisterio, el Movimiento de Liberación Nacional, en la oposición política del Estado de Guerrero hacia los gobernadores Caballero Aburto y Abarca Calderón para separarse finalmente de la estructura gubernamental de la que provenían. Ambos tomarían, de manera separada, los caminos de la clandestinidad y lucha armada.

Lucio Cabañas Barrientos nació en El Porvenir, municipio de Atoyac de Alvarez, el 12 de diciembre de 1938 en el seno de un hogar campesino; muere antes de cumplir los 36 años.

Estudió la carrera de maestro en la Normal de Guerrero y comenzó a realizar batallas legales, siempre dentro de una activa vida estudiantil, apasionado a la política. Participó en movimientos estudiantiles; fue líder de la Normal, representando a sus compañeros estudiantes en diversas partes de la República. Después fue elegido Secretario General de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México en 1962. Luego regresó a la Normal para terminar sus estudios. La primera plaza que recibió fue en un poblado llamado Mezcaltepec, municipio de Atoyac, a 100 kilómetros de la Sierra. Posteriormente fue cambiado a Atoyac, Cabecera Municipal, la escuela “Modesto Alarcón” donde se hizo líder magisterial para representar a los maestros de la zona.

Era llamado frecuentemente por compañeros que reconocían su liderazgo, para que intercediera como conciliador de problemas incluso de otras escuelas. Precisamente en 1965, el hecho de intervenir en la solución de un conflicto de la Escuela “Juan Álvarez” originó que el entonces gobernador del Estado, Dr. Raymundo Abarca Alarcón promoviera su cambio al Estado de Durango. En Durango también participó en movimientos, como el Movimiento del Cerro del Mercado, contra el gobernador Alejandro Páez Urquidi, razón por la que fue devuelto a su lugar de origen.

Lucio conocido como un hombre tranquilo en lo personal, ya que no bebía, no fumaba, casi no asistía a fiestas. Su expresión y comportamiento siempre tranquilos, y de un carácter amigable; aunque siempre frío y reflexivo.

Durante su época (1960) de alumno líder de la Normal, los estudiantes de la Universidad se declararon en huelga para pedir el reconocimiento de la autonomía universitaria, recorriendo la mayoría de las escuelas del estado. En asamblea, los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa acordaron apoyar dicha huelga. También recibieron la visita de Genaro Vázquez que en esos días organizaba la Asociación Cívica Guerrerense.

Enemigo acérrimo del PRI, Lucio Cabañas crea el Partido de los Pobres como forma de organización estudiantil y campesina. Los estudiantes se autodenominan “los enfermos” (ya que si Lenin decía que el extremismo es una enfermedad infantil del comunismo, nosotros, sí, somos los enfermos, pues no hay nadie más extremista que nosotros).

El 18 de mayo de 1967 se presentó una revuelta en Atoyac debido a un conflicto del personal docente de la Escuela “Juan Álvarez”. Al haber logrado retirar días antes a una directora, el gobierno se negó a retirar también a los partidarios de la misma, lo cual ocasionaba división en la escuela. El citado día un grupo de padres de familia y personal de la Policía Judicial y la Motorizada impidió el paso a los profesores, un agente intentó quitarle a Lucio el micrófono que usaba para evitar que los profesores entraran. Al comandante del Cuerpo Motorizado se le escapa un tiro y comienza la confusión. En el tiroteo hay una ráfaga que intenta abatir a Lucio pero afortunadamente sale ileso y escapa hacia la Sierra.

El 2 de diciembre, le tienden un cerco. 35 patrullas con 35 soldados cada una, del 27 Batallón de Infantería. El 28 de noviembre de 1974 Cabañas fue cercado a 27 kilómetros del Otatal. El Ejército lo había detectado cerca de la comunidad Santa María y escapó. Lo siguieron por medio de un helicóptero por una zona no boscosa y desde el aire abrieron fuego contra él y otros dos hombres.

El cerco quedo establecido a las 8:15 horas, el comandante de las fuerzas ordeno que todos sus elementos avanzaran cuidadosamente 5 metros hacia el centro y en ese momento las fuerzas de Lucio hicieron fuego contra las tropas resultaron dos heridos por parte del gobierno, casi al amanecer, Cabañas salió a un claro del monte acompañado por 5 hombres. Llevaba una carabina 30/2 en la espalda y un AR-15 en las manos. el batallón de infantería disparo contra un individuo que posteriormente se identificaría como Arturo, a las 0.9:00 horas se escucharon algunos disparos y por la radio el capitán Pedro Bravo Torres tengo una novedad muy importante…. parece que ya mate a Lucio ordenaron que verificara el informe, vieron que efectivamente estaba muerto Lucio Cabañas y otro individuo.
 
Posterior a este evento, el cuerpo de Lucio es trasladado a Atoyac; donde se informa que recibió dos balazos uno en el maxilar derecho y otro en la espalda.

Es así como ultimaron a uno de los hombres con la conciencia y la convicción de luchar por una patria libre de explotación. Lucio Cabañas Barrientos forma parte de una serie de ilustres personajes que se han formado al interior de nuestra Normal Rural de Ayotzinapa, en donde adquirió la convicción de luchar al lado del pueblo para construir una patria mas justa. Los ideales de justicia y libertad para la clase explotada, los adquirió al formar parte de nuestra organización estudiantil que dignamente la representó. Por eso a los LXXVIII años de vida de la Normal de Ayotzinapa lo recordamos fervor revolucionario.

El dictamen médico indica que a Lucio se le disparó por detrás desde su lado izquierdo. Gilberto Ramos Soto, Comisario Municipal del poblado de Guayabillo, quien llevó a los oficiales de ejército hasta donde estaba Isabel Ramos Ruiz, vecino de los Corales, para que guiara a la tropa hasta el sitio donde se encontraba Lucio Cabañas Barrientos, reconoció el cadáver de Arturo, como el hombre corpulento y a otro que lo llamaban René. Cuatro hombres acompañaron a Lucio el día de su muerte. Los dos mencionados, más Rutilo y Franti.

Se confirmó que Lucio y cuatro de sus compañeros se enfrentaron a 200 soldados el día de su muerte.

El soldado Benito Tafoya Barrón, aseguró que Cabañas quedó herido para gritar: “Hasta que se les hizo, pero les aseguro que no les voy a dar el gusto que me maten ustedes…”
Guillermina Cabañas Alvarado, ex guerrillera, afirmó que Lucio les dijo que no lo agarrarían vivo.

En el parte del General Eliseo Jiménez Ruiz, fechado el 7 de diciembre de 1974, certifica que la herida que produjo el soldado de infantería Emiliano de la Cruz, del Tercer Batallón del Arma, fue en la espalda del guerrillero Lucio. La posibilidad de que haya sido asesinado mientras caminaba, por alguien en que confiaba y que marchaba detrás de él, da la oportunidad de hacer aparecer los nombres de Arturo, René, Rutilo y Franti.

Presentar a uno de los cuatro como traidor de Lucio tal vez pueda ser una interpretación de mala intención. El principio del guerrillero era: ¡no dejarse atrapar vivo! Debe descartarse la razón de pensar  que a Lucio lo asesinaron a mansalva por una persona de la que no desconfiaba. Hay que deducir que el principio del guerrillero, de no dejarse atrapar vivo, estaba aceptado por todos y que debería cumplirse en caso de peligro de muerte.

El soldado Benito Tafoya Barrón declaró que “Lucio se mató”. Guillermina Cabañas Alvarado cree en la versión del soldado.

David Cabañas Barrientos, en el penal de Puente Grande, se enteró por una tercera persona que el General Alfredo Navarro Lara, comentó que “a Lucio nunca lo agarraron vivo, que se suicidó, antes de que le echaran el guante”. Manifestó que por conocer de armas y en las condiciones en que se dio el enfrentamiento, era imposible que a la distancia en que se encontraba el Capitán Pedro Bravo Torres, la bala que disparó tuviera la trayectoria de abajo hacia arriba, del maxilar superior. Comentó que el M-2 es un rifle manejable, que bien pudo colocarse en el maxilar derecho y dispararse.

Si de un arma larga hubiera salido la bala, atravesaba la cabeza, en cambio se quedó en el cerebro de Lucio.

“Lucio se suicidó, no peleó, se disparó el balazo en la cara con su propia pistola, calibre 9 milímetros para que no lo agarraran vivo”. Esta fue la versión del delator Mariano Santiago Vázquez.

Audios de Lucho Cabañas

00-propaganda-como-tactica
01-movimiento-estudiantil
02-la-intervencion-norteamericana
03-sobre-la-guerrilla
04-movimiento-en-mexico
05-guerra-sucia
06-sobre-asesinatos

Link al blog relacionado al tema